Monday, October 02, 2006

Ángeles de plata

Clark Gable y Vivien Leigh. Gone with the wind.
(Toda para mí. La mejor película y libro. Me encnata)
"Scarlett O'Hara no era bella, pero los hombres no solían darse cuenta de ello hasta que se sentían ya cautivos de su embrujo..."
Lo que el viento se llevó, Margaret Mitchell

Cary Grant e Ingrid Bergman. Notorious.
(Vicky M., Lauri, Naty, Gaby, Vicky G., Tincho y el resto de los gurises del seminario de Hitchcock, incluyéndome. Me gustó mucho esta película)

Movie Script:

DEVLIN There's one more drink left apiece. Shame about the ice.

ALICIA What is?

DEVLIN Gone.

ALICIA Who's gone?

DEVLIN The ice. (off the music) Why do you like that song?

Audry Hepburn. Breakfast at tiffany's
(Ésta fue por Naty y Stacy. A una le gustó el libro, a la otra, la película)

Movie Script:

-It's like Tiffany's

-Tiffany's? you mean the jewelry store?

.Emma.

5 comments:

Publi Freak said...

Aficionada al cine???
no sabía que eras tan así, jaja!
que siga y siga la fiebre de los blogs.
Me siento honrada por poder postear en el blog de una de las incursoras.

Salú!

EL PRESO CRÁTICO said...

Aguante Hitch!!! Es un ídolo.
Encadenados es una gran obra.
Beso

Emma said...

No puse alguna película de cine mudo... a mi me encanta, mi madre no lo soporta. O sea, ¿A quién no le gusta ver a una persona haciendo caras estúpidas para que el espectador entienda lo que quiere decir? A mi me encanta, simplemente un sentimiento.

Bloody said...

Chan! A mí Encadenados no me gustó tanto. Me aburrió bastante, pero seguramente debe de ser porque no me gustan las historias de amor.

Pero tengo algo para agregar: La hermosa imagen que tenés de Clark Gable y Vivien Leigh se parece mucho al beso que se dieron en Encadenados Cary Grant e Ingrid Bergman. No sé si lo recordas; pero anduve leyendo por ahí que hasta ese momento fue el beso más largo del cine. Es más, creo que los besos podían ser de un máximo de 5 segundos; y lo que hizo Hitchcock fue parar exactamente cada 5 segundos, pero igual seguían abrazados y volvían a besarse. El contralor se habrá vuelto loco.

Ok, no more... Salutti

EL PRESO CRÁTICO said...

coincido con el agrado por el cine mudo. aguante chaplin!