Tuesday, October 24, 2006

Cupido y Psique


Edvard Munch

8 comments:

Emma said...

Lamento no haber dicho lo que pienso sobre esta pieza en el post, es que simplemente no hay suficientes palabras para expresarlo: me encanta. Tal vez sea por la postura de él, que lo hace tierno.

fantasía said...

me gusta más la escultura del "beso" en el intervienen tb "psique y cupido"
besito razonado

Emma said...

Si, a mí también me encanta "el beso", fantasía. Hizo dos: en la primera están desnudos y en la segunda tienen ropa. Me gusta más la primera porque la ropa les quita emoción (aclaración: no se distinguen las formas de los cuerpos). En el último examen de arte hice un pequeño estudio sobre Munch, pinté "El beso" y analicé "El baile de la vida"

EL PRESO CRÁTICO said...

eeeeeeeeeeeeeeeee...
a mí me gusta Blanes, vale?

Publi Freak said...

analizar la pintura no es lo mío, jaja, pero qué es lo mío realmente, jaja. Bueno... nada, no puse nada constructivo, jiji. Es que a mi me gusta más pintar que ver las pinturas.

Salú!

AtiluM said...

Yo me quedo con pintar; eso de analizar no va mucho. Aunque confieso que me divierto cuando la gente trata de interpretar mis dibujos mis pinturas. Je! Se mandan cualquier fruta!!
Yo miro una obra y lo que entiendo de eso, lo entiendo y lo que no, no. Si no me comunica nada, a otra cosa. Hay obras que me dejan muy enganchado, no se si porque tiene que ver con algo mío o que será. Me gusta ese misterio. Como cuando te gusta una persona, no sabés que parte de ella te gusta pero te gusta.
Bueno, para emitir comentarios sobre este cuadro tendría que saber un poco mas sobre Cupido y Psique (me vas a hacer estudiar), pero por lo pronto diría que me es un poco triste. Ella está un poco rígida y él parece muy cauteloso. Yo creo que le está diciendo -Quedate quieta que tenés una abeja en el hombro!-

Un saludo!

Bloody said...

Jajajaja, buenísimo, Atilum. Estoy de acuerdo con él en lo de analizar pinturas. Además creo que en la pintura encontrar la crítica justa es más difícil, aun, que en los libros. Es decir, el sólo hecho de pensar el cómo plasmar la crítica hace que se desarme la obra por completo. Todo queda en nada.

Emma said...

A mi me gusta analizar. Aunque el autor de la obra haya querido expresar cualquier otra cosa, eso es el mensaje que me llegó a mí.
Recuerden que la comunicación termina en el receptor, que en éste caso, somos nosotros, los que miramos la pintura.
Obvio que no me pongo a ver que quiso decir Van Gogh con los girasoles horribles esos que pintó... pero hay ALGUNAS cosas de Munch que me gustan.