Wednesday, October 18, 2006

Los opuestos


Los opuestos se atraen. El polo negativo con el positivo y ¡se hizo la luz! No existe el bien sin el mal, no hay belleza sin fealdad. Es una ley natural, por definición. Lo que jamás creí posible, es que los opuestos pudieran convivir en el mismo cuerpo.

El agua y el aceite se unen en su cabeza. El fuego y la lluvia se encuentran en su interior. El día y la noche se funden en lo que nunca pensé que pudiera suceder. Dionisos y Apolo están dentro de él, en calma aparente. El dios griego del vino y el dios griego de la razón forjaron su morada en él.

Uno surge en el día. Presta atención en clase, escucha a sus amigos, saca buenas calificaciones. Pero cuando el último rayo de sol se apaga, el otro despierta. Drogas, sexo y rock pesado.


Emma.
(Para la misma persona del segundo post)

7 comments:

Urbanística said...

mmm...¿sabés qué?, por suerte creo que todos tenemos esos dos polos opuestos en nuestro cuerpo. La cuestión es que mientras crecemos le vamos dando más importancia a uno u otro. Los tenemos en potencia, vamos a decir, y explotamos uno sólo. Y cuando se nota mucho es una crisis, e polo que se siente desplazado se revela.

Publi Freak said...

jaja, excelente lo de urbanística, excepto q yo tengo como 20 polos, opuestos, complementarios, etc... jaja, estoy más pirada q los locos adams. jiji. me gustó el post, pèro no sé para quien era??? hola quien es??? (gasalla)jaja

SALÚ!

Emma said...

na... el segundo post dice muy claramente que APOLO TENDRÍA QUE RENDIRLE CULTO. Ahora creo que DIONISOS TAMBIÉN.

Es cierto que todos tenemos arquetipos adentro, al menos eso creo yo, pero son pocas las personas que muestran facetas tan opuestas en un período tan corto de tiempo.

AtiluM said...

El arco iris surge de la tormenta y el sol.
El alba y el ocaso del día y la noche.
El otoño y la primavera del invierno y del verano.
Del hombre y la mujer nacen los hijos (como, no se)
Del mar y la tierra las playas.

Estamos rodeados de opuestos y los resultados no son tan malos.
Eso si, no mezcles sandía con vino….

Saludos

Bloody said...

Jajajaja buenísimo lo de sandía con vino. Y en cuanto a opuestos, yo los tengo en mi ser, y me encanta. Me aburriría de lo contrario.

Anonymous said...

bloody: te drogas todas las noches y te sacás 10 en todos los parciales?? jaja, no conocía esa faceta tuya!!

Atilum, me encantó tu comentario!

fantasía said...

(...) pero prueba con melocotón! el melocotón con vino es un postre típico de aragón (españa).
Cierto, para que exista lo uno tiene que existir lo otro y siempre los extremos, acaban tocándose :)
Feliz fin de semana