Thursday, January 17, 2008

El arte del engaño


Margaretha Gertruida Zelle. Cortesana y bailarina holandesa, ejecutada por espionaje durante la Primer Guerra Mundial. Es conocida como Mata Hari. Fue una mujer que se supo crear a sí misma. Vivió en una mentira que todo el mundo creyó y la llevó a la muerte.

Tuvo un matrimonio impulsivo con un hombre mayor, militar de temperamento fuerte que la llevó a las Indias Orientales y le contagió la sífilis. Cuando se divorció una larga lista de amantes había dejado rastros en su forma de actuar.

Volvió a Europa vacía, sin trabajo, sin contactos ni experiencias laborales. Lo único que tenía era conocimiento sobre la cultura de las Indias, buen ritmo y capacidad de engañar. Supo sacarle provecho a sus virtudes y se inventó a si misma: Mata Hari, una princesa de las indias. Bailaba para ganarse la vida. El nombre significa “ojo del amanecer”.

Bailaba de una forma que incluso hoy sería juzgada como adudaz. Lentamente se quitaba la ropa hasta quedar casi desnuda. De a poco su carrera fue aumentando, sus espectáculos siempre se llenaban; era una figura pública. Tuvo gran fama como cortesana, donde llegó a cobrar el equivalente a 600 euros hoy. Sus amantes, militares, de todos los rangos y precios.
a
Francia estaba pasando por un mal momento en la guerra. Necesitaba una excusa para que el apoyo de la población no se debilitara. Gracias a su adicción por los uniformes es que Francia encontró excusas para acusarla de ser la espía H-21. Es recordada por la historia como una espía, cuando en realidad era tan discreta como James Bond, pero en la vida real. Según las pruebas que la llevaron a la muerte, era una ramera –cara– que conquistaba a los militares para pasarle información a los alemanes.

Con 41 años, enferma de sífilis, con más fama y glamour del que había soñado, fue condenada a muerte. Y ni siquiera minutos antes de perder la vida dejó su estilo provocador de mujer fatal: no permitió que le vendaran los ojos y cuando escuchó la orden de disparar, tiró un beso a los doce soldados que iban a matarla. Sólo cuatro balas la alcanzaron.
a
Emma.





Fuentes: páginas web
Elpais.es
Publispain.com
Edmundo.es
mujeresriot.webcindario.com/

10 comments:

Equi said...

Un poco de cultura nunca viene mal, besos!!

chav chav

Emma said...

me copé con esto de las biografías...

ava gardner said...

una diva que perdió la vida. o que se perdió en la vida.

juan rafael said...

¡Ufff! ¿Y a cuántos habría contagiado ella?

Arkadia said...

Muy ocurrente juan rafael, jejej.

Linda forma de contar las historias la tuya, Emma. Con un tonito picante... como siempre.

Besos

Miss Betty said...

No conocía la historia...mirá vos.

Cambalache emocional said...

Yo tampoco la conocía

Eugenia S. said...

Buena historia lástima que sea verdad.

Me gustó mucho tu blog.

Saludos.

Si, mi reina said...

Muy buena historia q no conocia.
"....muy buena capacidad para engañar...."si seremos tantas....
la historia de 1 mujer que jugo a seducir hasta su ultimo instante y no le importo nada.Quien quisiera!

Bloody said...

Me gusta esto de las biografías bien contadas. Genial el detalle de los euros de hoy. Genial saber el verdadero nombre de Mata Hari para aprobar algo en el Trivial.