Saturday, December 02, 2006

Regreso a casa

En un viaje pasan muchas cosas. Algunas buenas (como la vez que me fui de vacaciones con Pame, Sol y Ro. Aunque me agarré la tal insolación y quedé roja) y otras no tanto (como la vez que pasamos toda la tarde en la ruta con Alexandra esperando que pasara un ómnibus y cuando lo hizo... lo perdimos). Pero siempre se recuerdan y después, los recuerdos se cuentan como chiste. Aún muestro la marca de la moña de la parte de arriba del traje de baño en mi espalda.


Lo que no cabe duda es que lo más difícil de afrontar es la vuelta. Tener que volver a abrir el bolso y doblar la ropa para guardarla. Correr los colchones porque no aparecen los zapatos. Tener que volver a comprar sepillo de dientes porque dejamos el viejo (siempre me pasa). Chau playa, nieve, bosque o a donde se haya ido. A la comodidad de un hotel o a la aventura de los bichos en una carpa.


El regreso a casa es la emoción más grande que tiene un viaje. Porque volvemos a lo nuestro. Y sabemos que el viaje no se acaba ahí. El viaje no se acaba.


Gracias Guille, Pame, Sol, Ro, Cata, Alex, Mamá, Viktor y Pedro. Las personas que aparecen en las fotos. Dura 25 segundos nada más. Fue todo lo que pude afrontar teniendo en cuenta que you tube sólo permite subir 100 mb- Aún así, espero que lo disfruten.

11 comments:

Emma said...

cepillo va con C. Lo siento.

AtiluM said...

Hay algo en que no coincido, para mi la emoción mas grande no es el regreso, que tiene un gusto especial volver a lo conocido, no lo dudo, pero ir por algo nuevo es fascinante.
Es verdad eso de que a veces se valora, se toma conciencia y se re-disfruta el viaje recordándolo, ya se en fotos o comentándolo con alguien.

Un abrazo

Emma said...

sencillamente tengo un trauma con el regreso...

Bloody said...

Para mí lo mejor entre ida y regreso es el regreso. Llegar y contar tooodo a tooodos. Es increíble. Pero me quedo con la parte del medio.

Saludos y muy lindo el video. ¿Dónde lo editaste?

Emma said...

En el premiere. Pero no sé como comprimirlo, entonces tuve que achicarlo y pasó de 2 minutos y algo a 25 segundos...

fantasía said...

Coincido con atilum. Para mí lo emocionante es la preparación. Un viaje es como un buen libro. Lo empiezas con ilusión y lo terminas con nostalgia...
Besitos viajeros

Publi Freak said...

muy lindo el video, me encanta la canción q elegiste. A mi me gusta todo en general, la ida más que la vuelta, pero también depende cómo la haya pasado en el viaje. Hay veces que se espera más la vuelta.
Y hay veces que no se quiere volver a casa jamás.

Salú!

Ilotas y pelasgos said...

Coincido con fantasía: lo mejor es el apronte. Hacer las valijas, pensar en todos los detalles y regocijarse en el pensamiento de antemano. El regreso no tiene emoción, uno deja esa fantasía y tiene que volver a lo cotidiano, a eso a lo que, lamentablemente, ya nos hemos acostumbrado.

Besitos con la emoción de la partida

Emma said...

Justamente porque se vuelve a la realidad es la emoción más fuerte. Las emociones no siempre son buenas, al igual que uno no siempre llora porque está triste.

AtiluM said...

Aclaro que yo no le quito mérito al regreso.
Cuando uno está lejos valora el día a día, las cosas, el lugar, la gente, la seguridad. Nuestra casa es nuestra casa, es nuestro espacio, nuestra intimidad y eso se nenecita luego de un tiempo afuera, se añora, se desea y se disfruta imaginando estar en ella.
Ahora, si el regreso implica volver a tu casa donde hay miles de problemas y a tu trabajo donde pasas 8 horas diarias en un sótano pasando números a una pc, eso es otra cosa.

Un Abrazo de “Home sweet home”

lelisenar said...

todavia no lei el articulo, pero el video e encantó. besitos tqm!