Monday, December 25, 2006

Feliz día del kiwi

El clima festivo parece un invento de las sociedades consumistas. Supongo que lo de dulce navidad se debe a los turrones, pan dulce y frutas secas. Uruguay es un país consumista, aunque se esfuerce por negarlo. Los arbolitos, las luces, los regalos, etc.

Entonces, llegan las doce, vuelan fuegos articiales, se brinda por la salud, dinero y amor y luego se abren los reglaos. ¿Qué queda para las familias que no tienen regalos, ni pueden brindar y lo más parecido a un fuego artificial que pueden ver es la bomba que estalla en la casa del vecino? La esperanza, el festejo por el nacimiento, por saber que Él está.

Aún así, los más ateos festejan la navidad. Todos se unen alrededor del arbolito y toman sidra, dicen feliz navidad y abren sus regalos. Pero cuando alguien menciona una cruz, o la misa de navidad, enseguida saltan con sus originales ideas acerca de las religiones y lo abierto de mentes que son ellos. Muy originales.

Hubiera sido más fácil, menos hipócrita y más respetuoso para los millones de creyentes y para los miles de millones de personas que murieron por esas creencias, nombrar un objeto cualquiera y festejar sobre eso.

Por eso el año que viene en lugar de decir “Feliz navidad” voy a decir con más sinceridad “Feliz día del Kiwi”. Si lo que importa es la sidra, los regalos y (a veces) la familia, entonces no es necesario usar una festividad religiosa para hacerlo.

Así que, a todos los creyentes, feliz navidad. Al resto, feliz día del kiwi y que hayan disfrutado de los regalos.

Emma.

4 comments:

Bloody said...

Toda la razón. Ojalá que algunos empiezen a decir Feliz día del kiwi.

Yo me quedo con la Navidad.

fantasía said...

Propongo un brindis:
"Por quererme cuando menos lo merezco, por ser como eres, por ser como soy, por todo y por ello: Feliz día del kiwi".

Que la magia de la navidad dure todo el año... Feliz 2007

Besitos entrepolvorones

EL PRESO CRÁTICO said...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que vos decís. Y usás las palabras justas. Pero yo sostengo una teoría que indica la posibilidad de coexistencia de la navidad religiosa y la fiesta pagana.
Yo en lo personal, y creo que millones de personas también, tienen la capacidad de alegrarse profundamente por el recuerdo del nacimiento de Jesús, ir a misa, estar alegre por eso, agradecer, rezar, etc. Pero también puedo gastar en un lindo regalito a la gente que quiero. Y alegrarme al hacer el arbolito y cuando recibo el par de medias de la tía. Creo que son totalmente compatibles. Y desde que descubrí que en mí viven ambas alegrías, pude disfrutar muchísimo más las fiestas y no tener tanto rencor hacia los pares de medias.

Emma said...

En realidad, preso, lo que me jode son esos idiotas que se creen que tienen todos los saberes universales en la palma de la mano. Van al baile de navidad con la remera que le dejó papá noel y se ponen a hablar de todas las cosas malas que tiene la religión, cuando uno le recuerda que está allí festejando la religión, ellos te gritan dos o tres puteadas y se van.
Un porquito de respeto, che, que si han durado tanto tiempo algo bueno han de tener. No soy católica, pero no insulto las creencias de los demás.