Sunday, November 12, 2006

Secretos en el fondo del mar


Hay recuerdos que no voy a borrar,
personas que no voy a olvidar
Fito Páez



Ani sabía que se iba a un lugar extraño. No conocía la gente, ni las costumbres y apenas si se daba a entender con su acento marcadamente extranjero. Sabía que no iba a ser fácil vivir sin su familia, sin sus amigos, sin todo lo que ella conocía y había estado en su vida desde que había nacido.

Pero lo hizo. Sobrevivió. Conoció gente de todas partes del mundo. Se adaptó, se reveló contra sus propios ideales.

El tiempo pasó. El momento de volver a casa llegó.

Tanta gente le habló sobre lo difícil que iba a ser todo cuando volviera a Uruguay. “Que estupidez” había pensado ella. O sea, había ido a un lugar completamente diferente y se había adaptado perfectamente, no era lógico que se sintiera mal cuando volviera a casa.

Que equivocada estaba. Inconscientemente pensaba que la vida en Uruguay se había detenido. Todo era diferente. Ani había perdido la nacionalidad. No era ni de acá ni de allá. Se sentía lejos de todo y de todos. Sola, sin nada que hacer. Sentía como sus amigos se esforzaban por reconfortarla. Pero no funcionaba.

Un mes después otro integrante llegó a la familia. Ella se había ido de intercambio, ahora llegaba uno a su casa. ¡Que año! Como se hizo querer ese otro hermano. Si bien ella reconocía que en un principio no quería que él llegara, cuando se estaba por ir, no quería que se fuera.

Ani le advirtió que tuviera presente: el regreso era lo más difícil. “Que estupidez” respondió él.

Emma

8 comments:

Publi Freak said...

Volver de Almodobar(no me acuerdo si va con "v" ó con "b", son los merbios del casado), mirala.

Salú!

Bloody said...

Almodovar es el director; Almodobar, el boliche.

Andás melancólica, veo. Y es genial. Está bueno recordar buenos momentos. Está bueno aprender de lo vivido y de lo recordado. Y releer como los judíos. Ta piré.

Saludos

Emma said...

sé que tengo que ver Volver. Mucha gente me ha hablado bien de esa película.
En realidad, solo me puse a mirar fotos y... bueno... maldita melancolía.

Bloody said...

Melodramática

AtiluM said...

Pero la película volver trata de otro “volver”, un poco mas surrealista un poco mas Almodóvar. Igual la recomiendo (es decir, ami me gustó, quien soy yo para recomendar?!)

ROCIO said...

ESPERO NO HABERTE FALLADO COMO AMIGA… Y HABER ESTDO EN LOS MOMENTOS EN QUE NECESITABAS AYUDA, AUNQUE HAY VECES QUE SIENTO NO HABER ESTADO LO SUFICIENTE... DESPUES DE HABLAR ESTE DOMINGO.

TE QUIERO MUCHO!!!

Emma said...

Rocío: Era imposible de saber, más con lo cerrada que soy (y en aquella época era más). Estuviste todo lo que tuviste que estar. Muchas gracias, amiga.

Urbanística said...

El no pertenecer a ningún lugar debe ser algo horrible. Vos sabés que sos de acá, pero hay gente que después de muchos, muchos años se siente perdido. Por más de que muchos critiquen al país en donde nacieron, lo conocen y saben de que siempre va a tener un lugar para ellos. Bueno, y ni hablar de los que se sienten perdidos en su propia casa.
Exagero un poco, ¿no?