Wednesday, August 30, 2006

ROPA SUCIA



“No muestres tu ropa sucia”. Incontables veces lo he escuchado. ¿Por qué no la puedo mostrar? Todo el mundo la tiene, no es que se vallan a asustar porque yo también. Serían unos hipócritas si lo hicieran.
Son unos hipócritas, porque lo hacen.
Salen a la calle y cuando ven algo que no se debe mostrar se escandalizan, se tapan la boca y abren los ojos hasta sacarlos de órbitas. Como si ellos nunca lo hubieran hecho. Peor: Como si nunca hubieran deseado hacerlo.
No quieren ver la ropa sucia ajena, porque es una forma de negar la existencia de eso que tanto se desea y no se puede hacer. Ojos que no ven ropa sucia, corazón que no siente la falta esa ropa que hace astillar la piel para conseguir y reprimir la mente porque se sabe que no se puede tener.
La ropa sucia ajena es lo que nos demuestra lo sucio que estamos nosotros por hacer lo que la sociedad nos impone y no lo que el corazón nos dice.

“No muestres tu ropa sucia”. No te beses en público. Virgen hasta el matrimonio. ¡Qué horrible lo que le dice a la madre en la calle! ¡No tiene vergüenza! Un poquito más cortita la pollera y no va a dejar nada para la imaginación. La chusma de la vecina. La que está embarazada y nunca se casó. El que dejó a la mujer con tres hijos. Los que se pudieron ir de vacaciones. El de la casa grande.
Envidia.
“Ropa” es algo cotidiano, de todos los días y que todos tienen. Suciedad también.

Emma.

4 comments:

AtiluM said...

Bueno... mañana salgo en ropa interior a la calle.. Como te gusta mas? bóxer o calzoncillo?

Melissa said...

Tienes razón, así somos. Vivimos pendientes de lo que se le`pueda criticar a los demás...

Bloody said...

Pero la ropa sucia se lava en casa.

jajaja no sé que tendrá que ver, tenía ganas de decirlo.

Emma said...

"¡Ja! ¡Te vi los calzones!" Me dijo Eduardo.