Wednesday, April 09, 2008

Triple hecatombe


Las tres caras de la moneda. Aunque el mundo se dedicaba a decirme que tres era multitud, yo me empeñaba en que no, que podía ser que tres mujeres vivieran juntas sin sacar a flote su veneno femenino. Claro que me equivoqué. Otra vez tuve que plantar mi frente en el piso y pedir disculpas y decir tenían razón.

Es rara la forma en que nunca se termina de conocer a las personas. Para mi estábamos juntas con las peleas, los exámenes, el día del amigo y las noches de salida. Para ellas yo no estaba. ¿Y si realmente yo no estaba?

Como cuando toda relación se termina, hoy me siento sola frente a la computadora, sin tener a quién pasarle el mate y me repito en silencio: cada vez que lloramos juntas fue mentira.

Emma. Que ahora vive solita.

9 comments:

Jok€r said...

uyy.. que feo que andes bien! un beso

juan rafael said...

con lo bien que os lleváis cuando queréis, que hasta váis al baño juntas.

nico said...

y si, es verdad, es la mejor manera de amar, pero a fin de cuentas, me terminó llevando a la peor manera de sufrir... es tan extraño y contradictorio a la vez. saludos, lindo blog el tuyo tambien.

Anonymous said...

Después de todo, quizá lo mejor sea perdonarlas por las veces que no supieron estar en sintonía (¿o en sinfonía?) contigo. Liberáte, ya pasó.

besos;)

Naty.

fantasía said...

Yo quiero una moneda de esas!
:))
No pasa nada guapa, por aquí decimos que "más vale solo que mal acompañado".
Besos

Equi said...

No siempre lo que hoy no es implica que lo pasado no haya sido, depende solo de los que vos sabes!!

chav chav

Si, mi reina said...

Este tipo de "desamores" si que duelen, pero sirven de experiencia.besos para ti,de alguien que vivio estas historias miles de veces.La vida tiene dus desencantos!

Emma said...

Jocker: ¡MUCHAS GRACIAS! ¿te diste cuenta cómo quedó? "Qué feo que andes bien". ¡Tampoco me lo digas así! jeje

Minerva said...

Llegué tarde a tu post. No estás sola, querida amiga. Yo pasé por tu situación y lo sabes. Utiliza la moneda de tres caras y analiza tu situación:
1. Estar mal acompañada
2. No estar mal acompañada
Y la tercera opción: Estar bien acompañada cuando tú lo decidas. Sólo faltan unas semanas para que llegue tu pollito. Ánimo.