Friday, December 05, 2008

Eli Wallach

Llegué a un nuevo hogar con siete gatos, cinco de los cuales nunca salía de la casa, un perro (que en la mitad del invierno empezó a apestar a gato), un par de pececitos y un caballo que se llamaba Tuco. Cuando me dijeron el nombre me reí y pensé en fideos, pero mi nueva madre me dijo que era un “homenaje” a El bueno, el malo y el feo (1966). Hasta hace poco era mi western preferido (y el único que me gustaba), aunque Tuco, sinceramente, pasaba tranquilo por un costado sobre el inexpresivo Blondie.

Unas líneas de la película El descanso (2006) hicieron que empatizara más con la mitad de la historia donde no estaba Jude Law (en Blondie de esta historia), sino con la de la inglesa experta en amores no correspondidos y el guionista retirado. “En las películas tenemos a la ‘primera dama’ y a la ‘mejor amiga’. Tu, yo te lo puedo decir, eres una primera dama, sin embargo siempre te comportas como una mejor amiga”.

3 comments:

Minerva said...

Vamos, Emma, acá estoy para decirte que hay oportunidades en que es mejor ser la mejor amiga.

.daNi MiraNda. said...

poemas
peliculas
canciones
homenajes
metaforas

sobran palabras, imagenes, sonidos a la hora de hablar de amores no correspondidos.

me pregunto que seria de la humanidad sin ellos


(ciber)saludos!

d!

fantasía said...

pues yo me uno a la fiesta! de amores no correspondidos sé "un rato" jeje
besitos, mi niña