Tuesday, November 11, 2008

Luz, cámara


Hace un par de días ayudé a crear un mundo. María lo pensó, lo sufrió y lo plasmó en papel. Ella imaginó un lugar donde su historia se pudiera realizar. Después, ese ideal se volvió realidad.

Quince horas parada atrás de una cámara, mirando por la pantalla, dando indicaciones de más calor, menos intensidad, no me gusta. Ella, nuestra invitada de honor, corriendo para todos lados, armando y buscando para complacerme. Él, nuestro invitado de honor, se sentaba y miraba la transición. Me retó cada vez que fue necesaria y yo se lo agradecí. Al primer momento decidí dejar las cosas claras. Se paró al lado mío y me dijo una frase incomprensible, pero en español. “Mira, lo único que yo sé de cine es guión”, le dije. Sonrió –no sin dolor, por cierto, al comprender en dónde se había metido– y me volvió a explicar.

Afuera la fiesta: comida, risas y charlas. Adentro, también: luz, cámara, acción. Error, corten, rec. Pasa perro ladrando. Corten. Rec. Pasa camión de supergas. Corten. Rec. Error en diálogos. Corten. Rec. Entró micrófono. “¿Entró el micrófono o cambiaste el plano?”, pregunta. “Cambié el plano. Dije ‘entró el micrófono’, no de quién fue la culpa”.

Corten. “¡De ahora en más los únicos que pueden decir Corten somos María y yo!, ¿Te queda claro?”. Se va casi corriendo. Entonces llega ella, que con toda la ilusión de su mundo me pide que no me estrese. No lo hago, al contrario, ya extrañaba esos gritos.
Lo inefable de María Rama.
Filmado el 08-11-08

6 comments:

fantasía said...

hola,guapísima!
a ver si un día nos cuelga un corto :)
un besito sin cortes
;)

nube. said...

que buena onda...taria para verlo!!! es mas, lo exigo!!!

Bichicome said...

SE IMPRIME!!!

JGG said...

Si publica un corto, que todos lo disfrutemos!

tan versátil como acústica said...

habrá que esperar, entonces.

Emma said...

Sí, sacamos un corto, pero no es mío, porque ese tipo de obras es "del director" y yo hice foto, así que sólo fui una humilde asistente en la tarea.