Tuesday, September 09, 2008

Sobredosis






Yo casi llorando porque él nunca iba a salir de las drogas. Mi mamá sustituta y su amiga se miraron. Vi que sonrieron, pero tan sumida en mi desgracia no le di importancia y seguí haciendo puchero. “Mi marido es un ex drogadicto”, me dijo la amiga. Adiós a mi autocompasión. Hola, atención.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ella estaba por casarse. Era feliz con su futuro esposo que, por cierto, tenía una gran carrera profesional por delante. Su familia estaba encantada de que ella se hubiera olvidado del ballet, ¡Al fin había empezado a estudiar algo decente!

Entonces, cuando salieron de la prueba del vestido, su amiga la convenció de ir a tomar una copa a un bar. La amiga tenía que encontrase con un nuevo posible-algo y no se animaba a ir sola. Ella accedió, pero cuando llegó enseguida se plantó en la barra, sola.

Lo vio enseguida y no pudo quitarle los ojos de encima en el resto de la noche. Pensó que estaría esperando a alguien, porque miraba su reloj cada cinco minutos. Y luego tomaba. Pero no, él no esperaba a nadie. Ella se enteró cuando él, muy tranquilo, se acercó con su botella de cerveza.

Después de la primera pregunta ella dejó en claro que estaba comprometida y se preocupó especialmente en que él notara su sortija. Pero él siguió conversando, haciendo preguntas y respondiendo. Y resultó que a él le encantaba el ballet. No esperaba a nadie, miraba el reloj y tomaba porque tenía medido cuánto tiempo podía demorar en tomarse una cerveza. Así, en la primer conversación, él le confesó que era drogadicto y alcohólico, que toda su vida lo sería y que luchaba por mantenerse sobrio y en la Tierra todos los días.

Chau prometido, adiós alegría de la familia. La batalla comenzó dos semanas después cuando ella canceló la impresión de las tarjetas. Y una semana después de eso despachó a su novio. Retomó las clases de ballet. Se fue a vivir sola gracias a la poca comprensión de su madre.

Con novio nuevo, en la heladera sólo tenía agua y el botiquín de primeros auxilios guardaba la tarjeta del psiquiatra. Se casaron un año después, cuando ella se recibió de química. Su madre le regaló la función de una compañía de ballet que fue especialmente a Michigan para el casamiento.


-------------------------------------------------------


Siempre se puede un poco más, cuando se hace lo correcto se siente desde el fondo del pecho. Nada es imposible, mucho menos las cosas humanas, todo lo inventado por el hombre tiene los defectos humanos. Por mi hermana y sus quince años; por mi hermano y su vuelta al primer mundo.

9 comments:

juan rafael said...

Nunca se sabe cuando ocurren las cosas ni con lo que nos vamos a encontrar ¿verdad?

Nat said...

hola cata! cómo estuvo ese cumple de 15? bailaste el vals? jaja
abrazo
naty

Emma said...

Juan Rafael, creo que esa es la magia de la vida, lo que la hace más interesante, ¿no?
Nat, mi hermana me dejó
terminantemente prohibido bailar con ella; a mi y a cualquier mujer: si iba a ser una fiesta tradicional, entonces iba a ser una. Pero estuvo tan liiiindo, ella estaba hecha una princesita!

anonetoy said...

Ahora que vuelvo y me paseo por blogs lindantes, veo con alegría que tu hermano regresó. Felicidades. Tanto que hablabas de su partida...

Minerva said...

Me gusta esa nueva forma de presentar un cuento: copete que funciona a modo de flashback, ¡es genial! Te felicito. Funciona muy bien. Y el cuento me gustó mucho.

fantasía said...

y por ti, mi niña, que eres un encanto de mujer :))

tan versátil como acústica said...

reconforta el mensaje.

Jok€r said...

la vida es impredesible y eso es lo hermoso de ella, hay que tener coraje y hacer lo que uno cree un beso! linda muy linda historia

JGG said...

La vida da giros inesperados, a veces para bien, a veces para mal, y otras en cambio queda al mismo nivel, lo importante es girar.